8/31/2016

OMS publica nueva recomendaciones para tratamiento enfermedades de transmisión sexual

La Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó a los países a reforzar la vigilancia y el tratamiento de la clamidia, la gonorrea y la sífilis, enfermedades de transmisión sexual en las que se observa un aumento en los casos de resistencia a fármacos.

Para ayudar a este proceso, la OMS presentó nuevas directrices para el tratamiento de estas enfermedades que se estima afectan a millones de personas en todo el mundo, siendo la clamidia la más propagada con 131 millones.

Estas dolencias son causadas por bacterias y habitualmente son curadas con antibiótico y de no ser diagnosticadas y tratadas a tiempo, pueden causar serias complicaciones y problemas de salud a largo plazo, tanto en mujeres como en hombres.

En lasmujeres pueden causar el embarazo ectópico, abortos y el nacimiento de bebés muertos.
El director de Salud Reproductiva de la OMS, Ian Askew, reiteró la necesidad de tratar esas enfermedades con los antibióticos adecuados, en las dosis correctas, y que para ello, es necesario que los servicios nacionales de salud determinen las pautas de resistencia a los antibióticos de estas infecciones en sus países.

La OMS indicó que el uso de preservativo es uno e los métodos más eficaces en la protección contra las enfermedades de transmisión sexual. 

8/30/2016

Expertos de la ONU: Las mujeres y las niñas con discapacidad necesitan empoderamiento

Ginebra, 30 de agosto de 2016. Con demasiada frecuencia los Estados incumplen sus obligaciones con respecto a las mujeres y la sniñas con discapacidad, al tratarlas, o permitir que se les trate, como inútiles objetos de piedad, expuestos a la hostilidad y la marginación, en vez de empoderarlas para que puedan disfrutar de sus derechos humanos y libertades fundamentales, afirmó el Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad (CRPD).

Las políticas orientadas a las mujeres han solido enmascarar la discapacidad y las políticas orientadas a la discapacidad han soslayado las cuestiones de género. Pero si usted es una mujer o una niña con discapacidad, tropieza con la discriminación y los obstáculos porque es mujer, por estar discapacitada y porque es una mujer discapacitada”, declaró la Sra. Theresia Degener, miembro del CRPD.
Para contribuir a abordar esta situación, el Comité dio a conocer hoy un conjunto de orientaciones, destinadas a los 166 Estados que han ratificado la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, sobre cómo promover el empoderamiento de las mujeres con discapacidad a fin de permitirles la  participación plena y efectiva en todas las esferas de la vida, en igualdad de condiciones con los demás, tal como se estipula en la Convención, expresamente en el Artículo 6.

Las orientaciones, recogidas en una Observación General, hacen hincapié en que no basta con abstenerse de ejercer acciones discriminatorias. Los Estados tienen que empoderar a las mujeres mediante “la potenciación de la confianza en sí mismas, garantizando su participación y aumentando sus facultades y autoridad para adoptar decisiones en todos los ámbitos que afecten a sus vidas”. 

En las orientaciones se señala que hay tres ámbitos de preocupación en lo tocante a las mujeres y las niñas con discapacidad:

·        La violencia física, sexual y psicológica, que puede ser institucional o interpersonal;

·        La limitación de los derechos sexuales y reproductivos, comprendidos el derecho a acceder a la información y la comunicación, el derecho a la maternidad y las responsabilidades relativas al cuidado de los niños;

·        La discriminación múltiple.




Las mujeres y las niñas con discapacidad deben obtener reconocimiento en tanto que personas que disfrutan de los mismos derechos que las demás para tomar decisiones acerca de su vida, declara el Comité. “Las mujeres con discapacidad suelen ser tratadas como si no tuvieran control sobre sus derechos sexuales y reproductivos o como si no debieran tenerlo”, se afirma en la Observación General. Por ejemplo, las mujeres y las muchachas con discapacidad corren un alto riesgo de sufrir una esterilización forzada, mientras que las madres con discapacidad tienen más probabilidades de les quiten a sus hijos. 

En la Observación General se detallan las medidas que los Estados Partes deberían adoptar en diversas esferas, entre otras la salud, la educación, el acceso a la justicia y la igualdad ante la ley, el transporte y el empleo, a fin de empoderar a las mujeres y las muchachas con discapacidad para que puedan ejercer plenamente sus derechos humanos. 

“Nuestras recomendaciones abarcan medidas prácticas, tales como la planificación de los servicios públicos encargados de las mujeres con discapacidad y la participación de esas instancias en el diseño de productos, de manera que esas personas puedan utilizarlos. Piensen en las mujeres y las niñas con discapacidad que cada día afrontan obstáculos en relación con el agua, el saneamiento y la higiene, y en cómo el hecho de garantizarles instalaciones, servicios y productos accesibles podría transformar su vida”, dijo la Sra. Diane Kingston, miembro del CRPD.


“Pero nuestra Observación General también abarca las actitudes. Por ejemplo, las niñas y las muchachas con discapacidad no sólo tienen que enfrentarse a los prejuicios que por lo general afrontan las personas de su condición, sino que a menudo se ven limitadas por los papeles de género tradicionales y las barreras que hacen que reciban menos atención y alimentos que los muchachos o que sus posibilidades de recibir instrucción o capacitación sean mucho menores, lo que reduce sus perspectivas futuras de obtener un empleo”, señaló la Sra. Ana Peláez, miembro del Comité.

En la Observación General se pide a los Estados Partes que deroguen o enmienden todas las leyes que discriminan a la mujeres y las niñas con discapacidad, tanto si lo hacen de manera directa como indirecta, y también se exhorta a que se realicen campañas públicas orientadas a superar y transformar las actitudes discriminatorias de larga data hacia las mujeres con discapacidad. 
“Esperamos que los Estados Partes encuentren orientación en esta Observación General para revisar sus leyes y prácticas con el fin de lograr el mayor reconocimiento y el pleno cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres y las niñas con discapacidad”, declaró la presidenta del Comité, la Sra. María Soledad Cisternas Reyes.

2016-08-30 CRPD Gc Women_final Comunicado en inglés


Fuente OHCHR: 
http://www.ohchr.org

"Cada minuto cuenta", expertos de la ONU plantean alarma sobre las desapariciones forzadas

Cada 30 de agosto se celebra el Dia Internacional de las Víctimas de las Desapariciones Forzadas en el mundo. 
Dos grupos de especialistas de las Naciones Unidas (ONU) sobre las desapariciones forzadas llaman a los Estados a prevenir y erradicar las desapariciones forzadas en el mundo, y asegurar que los familiares de las personas desaparecidas privadas de libertad sean informadas con presición y sin demora sobre su detención.
 
Hablando en el Día internacional de las víctimas de las desapariciones forzadas, el Comité contra la Desaparición Forzada y el Grupo de Trabajo sobre desapariciones forzadas o involuntarias expresaron también su preocupación por las denuncias de intimidación y represalias contra las víctimas de desapariciones forzadas y los que informan sobre sus casos.
 

"No hay límite de tiempo, no importa cuán corto, para que se produzca una desaparición forzada. Cada minuto cuenta cuando una persona es puesta fuera de la protección de la ley. Y cuando una persona es desaparecida, cada minuto perdido de angustia por sus familiares al no tener noticias de la persona es un minuto demasiado largo.

Hemos recibido informes y quejas de personas que están siendo detenidos brevemente por las autoridades estatales, que luego se niegan a reconocer su detención, ni les permiten tomar contacto con sus familiares o con sus abogados, privándoles temporalmente de cualquier tipo de protección legal. En estas circunstancias, y cualquiera que sea su duración, estas detenciones equivalen a desapariciones forzadas, para lo cual los Estados parte son​​responsables internacionalmente.

Los Estados tienen la obligación de revelar el paradero de las personas que se encuentran privadas de su libertad; para mantenerlos en lugares de detención oficialmente reconocidos; y para proporcionar rápidamente información exacta sobre su detención a su familia, sus abogados, u otras personas que tengan un interés legítimo.

Los familiares de los desaparecidos tienen derecho a conocer la verdad sobre la suerte y el paradero de sus seres queridos. Por desgracia, su reclamo por la verdad y la justicia a menudo da lugar a la intimidación y las represalias. Hemos recibido informes preocupantes de actos de represalia contra los familiares, testigos y defensores de los derechos humanos que denuncian casos de desapariciones forzadas a las autoridades, o que los traen al Grupo de Trabajo o el Comité.

Al conmemorar el Día Internacional de las Víctimas de la Desaparición Forzada, animamos a todas las víctimas y sus familiares a que sigan participando con los mecanismos de derechos humanos de la ONU y hacer uso de las vías disponibles en contra de cualquier forma de intimidación y represalias. Estos incluyen las Directrices de San José contra la intimidación y las represalias adoptadas por los órganos de tratados, y el marco de actuación en supuestos actos de intimidación y represalia, adoptadas por los titulares de mandatos de procedimientos especiales para fortalecer su capacidad de proporcionar una respuesta sistemática y coordinada a este fenómeno.

También reiteramos nuestro llamado a todos los Estados a ratificar o adherirse a la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas (entró en vigor en 2010 y ha sido firmada por 93 Estados y ratificada por 50), como un primer paso fundamental para la prevención, y la terminación definitiva, de la práctica inadmisible de las desapariciones forzadas.


Entrevista a Rosa Roisinblit, vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, cuenta cómo recuperó a su nieto:


Notas relacionadas:

8/29/2016

Peru21: La maternidad en el Perú está empezando desde los 11 años

Cada día, 15 niñas de entre 11 y 15 años se convierten en madres en el Perú, poniendo en riesgo su salud y su futuro. En 2015, dieron a luz 1,538 niñas de entre 11 y 14 años y 3,950 de 15 años.
Por Mariela Sausa

A los 13 años, Sandra dejó de ir a la escuela porque estaba embarazada. Debía cuidar a su bebé, que nació por cesárea y fue producto del ultraje de un hombre de 30 años, que aprovechaba que la menor se quedaba sola en casa. La madre de la niña, una humilde campesina de Huánuco, intentó denunciar el hecho, pero ante las trabas del Poder Judicial y la falta de dinero para pagar un abogado, decidió dejar el caso.

La historia de Sandra no es tan aislada como parece. En el Perú, desde hace mucho tiempo se hablaba de niñas menores de 15 años que resultaban embarazadas y se convertían en madres, pero el tema no era visible, en gran parte por la falta de información. Sin embargo, recientes datos proporcionados por el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) y el Ministerio de Salud (Minsa) confirman que el problema existe y se ha agravado en los últimos años.

Según el Reniec, en el 2015 se registraron 1,538 casos de madres entre los 11 y 14 años de edad que acudieron a esta institución para declarar el nacimiento de sus hijos. Ese mismo año se registraron 3,950 madres de 15 años de edad. Los mayores registros ocurrieron en la selva (40% en promedio) y en los departamentos de la costa norte del Perú (Tumbes, Tacna, Ica y Lambayeque).

Las cifras del Minsa confirman la tendencia. En la última década, la cifra de madres menores de 15 años pasó de 936 casos en 2005 a 1,040 nacimientos en el año 2015. Esto quiere decir que en el Perú, cada día del año, al menos 4 menores de 15 años de edad se convierten en madres, mientras que entre las adolescente de 15 años se registra un promedio de 11 partos al día.

Durante el foro ‘Inversión en niñas adolescentes menores de 15 años’, el asesor del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) Alejandro Vílchez –quien analizó y compiló las cifras del Reniec y del Minsa– refirió que el año pasado los embarazos de adolescentes se registraron en 164 de las 194 provincias del país. Empero, en los varones de este grupo de edad el inicio de la paternidad no es similar al de las mujeres. “En el 71% de los casos, las parejas de las niñas madres eran hombres mayores de 18 años de edad; el 37% tenía entre 20 y 24 años, y el 14% tenía 25 años o más”, refirió Vílchez.
Riesgo para la salud
Las madres adolescentes son las que se llevan la peor parte, pues, al tratarse de menores que aún no han desarrollado la suficiente madurez física y mental para ser madres, enfrentan situaciones que ponen en grave riesgo su salud.

Elena Zúñiga, represenante del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) en el Perú, señáló que las adres menores de 16 años tienen cuatro veces más riesgos de morir en el parto que una mujer mayor de 20 años.

Debido a que el 32% del total de nacimientos registrados en este grupo de edad habría ocurrido fuera de un establecimiento de salud, hay altas probabilidades de riesgo para la vida de la madre y del recién nacido, puesto que las condiciones de higiene e inmunización que rodean el parto podrían influir para la presencia de infecciones.

“A eso se debe sumar los escasos controles de salud de estas niñas durante el embarazo y la poca orientación que reciben sobre planificación familiar y el cuidado del recién nacido. Además, se debe tener en cuenta que el embarazo a temprana edad afecta también las oportunidades de educación de las mujeres y su capacidad para generar ingresos. Trunca sus planes de vida y sus posibilidades de progreso”, advirtió Zúñiga.

Vida sexual temprana

Pero ¿qué está causando el aumento de los embarazos en las mujeres de este grupo de edad? La pobreza no parece ser un factor determinante, pues, al analizar los partos de niñas madres, se observó que la casuística fue la misma (17 partos) tanto en los 10 distritos de mayor pobreza, como en los 10 de menor pobreza.

Para Zúniga, una de las causas por las que aumentó el embarazo en menores de 15 años sería el inicio cada vez más temprano de las relaciones sexuales. Según los datos del Ministerio de la Mujer, aproximadamente el 40% de los jóvenes inicia su vida sexual antes de los 18 años, en muchos casos por factores culturales, porque hay muchas familias donde se consiente esta práctica desde más jóvenes.

"Si la tendencia sigue así, hay una alta probabilidad de que una de cada siete adolescentes cumpla 18 años de edad habiendo sido madre, pero, peor aun, hay una gran probabilidad de que el 3% de las niñas menores de 15 años vivan en unión o matrimonio. Aunque la cifra parece pequeña, eso significa miles de personas y no hay políticas públicas específicas para atender esta problemática", advirtió la representante del UNFPA.

Falta educación sexual
El Defensor del Pueblo, Eduardo Vega Luna, advirtió que el embarazo adolescente aumenta por las limitaciones legales que existen para que las menores de edad accedan a educación sexual o métodos de planificación familiar.

Explicó que la Ley General de Salud prohíbe dar información sobre estos temas a menores que no acudan acompañados de sus padres. Por ello, Vega coincidió con Zúñiga en que bajar la tasa de embarazos adolescentes necesita de una política concertada, así como de reforzar la inversión para tomar mejores decisiones.

La ex ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Marcela Huaita, reconoció que actualmente falta una política pública para prevenir esta situación. Sin embargo, señaló que las cifras presentadas servirán como evidencia para que se planteen planes y metas claras en los que respecta al embarazo adolescente.
 
“Los embarazos de menores de 14 años son violaciones. Las niñas menores de 14 años no pueden tomar decisiones sobre iniciar relaciones sexuales con la responsabilidad que esto conlleva. Nuestras niñas madres en algunos casos han sido agredidas directamente por un varón, pero en otros casos son agredidas por el entorno social que permite el inicio de la vida sexual demasiado temprano. Por eso estamos dejando evidencia sobre la situación que enfrentan las adolescentes para la toma de decisiones y que en el futuro se revierta la situación”, anotó la ex ministraalta educación sexual.

Tenga en cuenta
- América Latina es el segundo del mundo donde la tasa de embarazo adolescente es más elevada, después de África.
- Pese a las medidas que se han implementado para evitar que la cifra de embarazos adolescentes siga creciendo, en muchos países hubo retrocesos por la falta de políticas públicas.
- En la investigación se detectó una brecha entre el número de partos registrados por año en el Ministerio de Salud y la cifra de niños inscritos en el Reniec.
- La legislación peruana sanciona con penas no menores de 30 años de cárcel a quienes tienen relaciones sexuales con una menor de 14 años o menos.
- Se dicta cadena perpetua si el denunciado tiene cualquier vinculo de familiaridad con la víctima o alguna posición que le implique ganar su confianza. En esos casos no proceden los beneficios penitenciarios, la redención de pena o cualquier otra medida.

Fuente Peru21: http://peru21.pe/actualidad/maternidad-peru-esta-empezando-desde-11-anos-2253344

Lea también:
- UNFPA, América Latina tiene la segunda tasa más alta de embarazo adolescente en el mundo. 
- "Vacíos y brechas en el cumplimiento del Plan Nacional de Acción por la Infancia".